viernes, 6 de julio de 2012

Llegó la crisis: cambios de humor

(1) Frank Lloyd Wright

por Juan Pedro Posani

El cuento de la crisis es ya un cuento viejo. Nadie duda, ni siquiera los más conservadores de derecha, del hecho objetivo de que el capital internacional sufre periódicamente el acoso destructor de las crisis económicas. Desde los análisis de Marx y Juglar hasta los famosos ciclos de Kondratieff, pasando por Schumpeter, Mandel, y muchos otros especialistas, se ha estudiado la naturaleza estructural de la maraña de crisis superpuestas y recurrentes que de manera inevitable arrastra la economía del capital. Por lo tanto la crisis es un ingrediente orgánico del desarrollo capitalista. Lo que se discute es la frecuencia intermitente de los ciclos y su profundidad. Pero, más allá de los análisis académicos, lo que ello implica en derrumbes de mitos, dolores humanos y grandes estragos planetarios, no parece interesar a quienes apuestan por seguir por el mismo camino del egoísmo individualista y la depredación disfrazada de “progreso”. Pero los hechos, que son duros e inocultables, obligan a cambios.


(2) Mies van der Rohe

Desde unos años el mundo del gran capital mundializado está sufriendo, justamente, una crisis especialmente grave. Interesante es observar como este fenómeno está también afectando el ánimo de los arquitectos. Quienes, salidos ya de la época heroica de la arquitectura moderna de la primera mitad del siglo pasado, abrazaron entusiastas al posmo en todas sus facetas, y se montaron con el mayor cinismo cultural en el carro del derroche y el espectáculo, se dan de cara, ahora, con las restricciones que impone la crisis.

(3) Zaha Hadid

Los y las grandes stars de la arquitectura internacional y globalizada, quienes proclamaban teorías “paramétricas” o publicaban tomos monumentales dedicados a sus fantasías (y de paso, a sus fabulosos contratos) ahora se quejan y protestan. Por ejemplo, dice la talentosa superstar Zaha Hadid[1]:“ Creo que la austeridad es usada como un cliché porque la gente no tiene ideas, quieren copiarse las ideas viejas para hacer cosas malas.”… Hadid afirma según relata la prensa, que presupuestos escuetos llevarán a desarrollo malos, como aquellos construidos en los 60s. Hadid describe su trabajo como “no particularmente costoso”. En efecto, su “Centro Acuático para los Juegos Olímpicos”, presupuestado originalmente en 75 millones de libras, al finalizarse ha superado los 250 millones.

(4) Rem Koolhaas y Jean Nouvel

Las crisis, se dice, obligan a la creatividad. Hasta en la China del “progreso capitalista”, la nueva generación de arquitectos, más responsables hacia la situación social -en gran contraste con la visión espectacular e imitadora que ha prevalecido hasta ahora- reflexionan sobre soluciones dotadas de otras raíces y de otras perspectivas humanas. Y desde América Latina se abren nuevos caminos creadores. ¿Sabremos dar la talla?

(5) Casa campesina. John Lin. China.

(6) Casa. John Lin. China.


Notas: [1] www.plataformaarquitectura.cl 29.06.2012

Dibujos (1) al (4) de: JPP

Imágenes (5) y (6) tomadas de: http://www.dezeen.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario