lunes, 2 de diciembre de 2013

El foro

La intención expresa y evidente al convocar, el 19 de noviembre, el foro-mesa redonda “La vivienda comunal”, era de comprobar si era posible, desde una institución pública como el MUSARQ, abrir un diálogo que no fuese el clásico de sordos, sino que fuese un espacio de discusión y de confrontación de ideas. Sin alterarse, ni adjetivos ni epítetos. Sin demasiadas esperanzas-seamos realistas- de llegar a acuerdos. Para ello, contra ello, demasiadas heridas acumuladas. Demasiados supuestos y demasiada historia de contingencias malqueridas. Pero, los asistentes, el público, la tarde serena y picante a la vez, demostraron el acierto de la convocatoria. Se dijo todo lo que se quiso, de parte y parte. No corrió la sangre. Relució, en cambio, la posibilidad de escucharse, de sentarse a oír y a medir razones. Sin compartirlas pero aceptando su existencia como un dato de la realidad. Eso, nada más que eso, ya fue un éxito rotundo.


Ese éxito debe incitarnos a seguir abriendo debate. A seguir ofreciendo un campo fecundo para la crítica y la autocrítica, para escucharnos sin ilusiones ingenuas pero con la seguridad que hay muchos temas muy actuales, cargados de pasado pero también, y sobre todo, de futuro, que esperan por ser examinados con la luz común de la razón. Con ello ganaremos todos.










Para nuestro público, el público creciente del MUSARQ, con gran satisfacción pondremos próximamente a disposición la grabación completa del foro.

Con algo de buena voluntad y con el favor de Internet, podrán entonces escucharla y podrán juzgar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario